Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Febrero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Galería


Últimos temas
» Douyin Gantz
Vie Ago 29, 2014 11:18 pm por Kurono135790

» Maestro del Horror: Hideshi hino
Jue Abr 04, 2013 7:27 pm por Demde

» Que es la Ouija?
Jue Abr 04, 2013 7:02 pm por Demde

» El niño que llora
Jue Abr 04, 2013 6:38 pm por Demde

» IP Live Gantz
Dom Dic 11, 2011 7:55 pm por DakuANjo

» 10 de los Mejores Mangas de Horror
Miér Nov 02, 2011 11:25 pm por Alex

» el santo grial
Lun Jul 18, 2011 5:31 pm por shihiro-chan

» U-65, el submarino maldito
Lun Jul 18, 2011 5:15 pm por shihiro-chan

» La Cruz invertida
Lun Jul 18, 2011 5:02 pm por shihiro-chan

» La Piedra Filosofal
Lun Jul 18, 2011 4:59 pm por shihiro-chan

Sondeo
AFILIADOS







Gantz Chile XXXV

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gantz Chile XXXV

Mensaje por Klm el Lun Oct 11, 2010 2:02 pm

Con los 3 Gantzers frente a él, Rodríguez volvió al ataque. El primero en parar el ataque de Manuel fue Samir, aprovechando la oportunidad, tanto Williams como Andy atacaron a Rodríguez mientras Samir lo bloqueaba, pero la velocidad del monstruo era superior y pudo parar ambos ataques con su extensión ósea. Los Gantzers perdían en velocidad pero lo complementaban en número, Samir atacaba desde arriba y Andy mandaba una estocada mientras el prócer trataba de esquivar un ataque por el costado de Williams. Girando en su eje, Rodríguez logró esquivar los tres ataques y a la vez contraatacar a los Gantzers. Andy comprendió que la única forma de ganar, sería con un ataque directo y crítico. Se lo comentó a Samir y Williams y decidieron ir con todo en este último ataque. El esfuerzo que hacía Andy por equiparar la fuerza del monstruo sin usar el traje era agotador, por lo tanto, sus energías estaban casi agotadas. Algo similar pasaba con Williams y Samir, quienes con tanta fuerza y movimiento en el combate, perdían mucha sangre por sus cortadas extremidades. Williams estaba muy pálido, al ser más delgado que Samir, la pérdida de sangre ya afectaba sus movimientos y coordinación. La anemia estaba jugando en contra del Gantzer, pero antes del último ataque mentalizó una meta: “El kul0 de Eli sería de él si lograba sobrevivir” Con tal final, las energías volvieron y se preparó para lo peor. Samir entendía que no podía seguir peleando sino terminaría muerto por falta de sangre. Apretó su katana con toda la fuerza que le podía otorgar el traje y se preparó para el ataque definitivo. Cuando Andy notó que los Gantzers se habían preparado para el último ataque, se adelantó y arremetió contra el prócer. Lo siguió Samir y luego Williams.



Manuel lanzó una estocada la cual Andy no hizo ningún intento de esquivar, es más, se lanzó contra de ella. La ósea protuberancia que salía del brazo de Rodríguez atravesaba el pecho de Andy, quien sujetando el brazo de Manuel, incrustó su katana desde abajo hacia arriba en la extremidad del húsar. Samir entendió que Andy arriesgaba todo en esta batalla y con el traje activado lanzó un golpe horizontal a la altura del cuello de Rodríguez, quien en un ágil movimiento, inclinó su cabeza y su torso hacia un costado, pero no pudo evitar que el poderoso ataque de Samir, cercenara todo el hombro y parte del pecho del brazo cortado. En la azotea de la Moneda, Eli había fijado al monstruo y disparando con una precisión envidiable, destrozó el brazo que atravesaba a Andy, quien dio un par de pasos hacia atrás para luego caer. El húsar ya no tenía sus armas y frente a sus ojos faltaba el ataque definitivo, la katana de Williams cortó directamente bajo sus ojos y la tapa de su cráneo voló por la calle. El mártir de la patria había sido derrotado por un trabajo en conjunto. Samir y Williams comenzaron a perder más sangre por sus heridas y Andy trataba de sacarse la estocada de Rodríguez. Eli bajaba de la azotea para ayudar.



El tipo de las hachas comenzó a golpear a Carrera por todos lados, pero las llamas de las armas no tenían efecto en la estatua, sin embargo, el choque constante del armamento con el cuerpo de Carrera, provocaban chispas que antes no aparecían. A la distancia, Simón notó que la impenetrable armadura de Carrera, estaba siendo rota poco a poco. Que la fricción y el constante golpear de las armas, agrietaban a la estatua. Utilizando el último vestigio de fuerza de su traje, Simón corrió a ayudar al Gantzer, mientras encargaba la seguridad de Yamila a Rodrigo.

Cuando llegó al epicentro de la batalla, esperó el momento indicado para tomar a Carrera por la espalda y apretar con toda la fuerza que el traje podía otorgarle. En ese momento, el Gantzer de las hachas las dejó de lado y empuñando sus manos, comenzó a lanzar golpes a una velocidad increíble. Cada golpe repercutía en la integridad de Simón, el Gantzer podía sentir tal poderoso ataque sólo por sujetar al ente que lo recibía. Los golpes continuaban pero no eran golpes al azar, estaban dirigidos a las grietas que las hachas habían dejado. Cada nuevo puñetazo significaba que la armadura de Carrera se descascarase, hasta que uno de los golpes hizo gritar al monstruo de dolor. Bajo toda la capa de metal que cubría el cuerpo del padre de la patria, se encontraba carne al rojo vivo, carne como la de cualquier ser humano. El Gantzer de las hachas preparó un último golpe e incrustó todo su brazo derecho por aquella grieta que dejaba ver la carne de Carrera. La potencia del golpe hizo que Simón soltara el cuerpo y que su traje perdiera toda su fuerza. La imagen era impactante, una estatua era atravesada por el brazo de un Gantzer.



Cuando Simón y el Gantzer creyeron que era el fin de Carrera, un súbito golpe dio a entender que el prócer aún tenía mucha fuerza. Impidiendo que el Gantzer sacara su brazo, Carrera comenzó a golpear al Gantzer en toda la cara y pecho. El Gantzer trataba de zafarse, pero su brazo parecía unido al cuerpo de Carrera. Simón ya no podía intervenir en esa batalla de titanes, su traje no funcionaba y no poseía arma alguna que ayudase en el encuentro, ninguna hasta que divisó las hachas y fue por ellas. El Gantzer notó la acción de Simón y le gritó: “córtame el brazo, córtalo wn” Simón no pudo hacer tal cosa y le lanzó una de las hachas.

El Gantzer la tomó y sin dudarlo, cortó su brazo atado al cuerpo de Carrera. Chorreando sangre por montón, el Gantzer tomó con su mano la parte cortada y con la fuera del traje, la apretó hasta formar un muñón de carne y huesos aplastados. Simón se sorprendió al ver tal salvaje acto, pero no perdió la oportunidad de atacar a Carrera, pero este, ya había expulsado el brazo del Gantzer y había recubierto la parte agrietada con más metal. Los ataques con el hacha de Simón era casi de mentira, sin poseer la fuerza del traje, sus hachazos no preocupaban a Carrera. José Miguel se acercó a Simón y apuntando a sus pies, lanzó dos estacas de metal que atravesaron al Gantzer. Simón gritó de dolor y en su ayuda acudió el Gantzer que había quedado manco, pero una estaca en su cabeza, terminó con la vida de aquel hombre. Carrera se percató que los otros dos Gantzers anteriores al muerto, aún seguían con vida y elevando sus manos, hizo salir decenas de afiladas estacas y las dejó caer sobre los cuerpos de los Gantzers heridos. Esta vez, el ataque fue letal y aquellos Gantzers que llegaron a salvar la situación, ahora eran los primeros en morir. Carrera se puso frente al estacado cuerpo de Simón y apuntando con su mano a la cabeza…



Atte
Klm

Klm
Mod Lider Gantzer
Mod Lider Gantzer

Masculino Mensajes : 373
★PUNTOS GANTZ : 584
Fecha de inscripción : 05/09/2010
Edad : 31
Localización : Klmelandia

CONDICIÓN
VIDA:
100/100  (100/100)
PE/HE:
100/100  (100/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.