Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Febrero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Galería


Últimos temas
» Douyin Gantz
Vie Ago 29, 2014 11:18 pm por Kurono135790

» Maestro del Horror: Hideshi hino
Jue Abr 04, 2013 7:27 pm por Demde

» Que es la Ouija?
Jue Abr 04, 2013 7:02 pm por Demde

» El niño que llora
Jue Abr 04, 2013 6:38 pm por Demde

» IP Live Gantz
Dom Dic 11, 2011 7:55 pm por DakuANjo

» 10 de los Mejores Mangas de Horror
Miér Nov 02, 2011 11:25 pm por Alex

» el santo grial
Lun Jul 18, 2011 5:31 pm por shihiro-chan

» U-65, el submarino maldito
Lun Jul 18, 2011 5:15 pm por shihiro-chan

» La Cruz invertida
Lun Jul 18, 2011 5:02 pm por shihiro-chan

» La Piedra Filosofal
Lun Jul 18, 2011 4:59 pm por shihiro-chan

Sondeo
AFILIADOS







Gantz Chile XXXIII

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gantz Chile XXXIII

Mensaje por Klm el Lun Oct 11, 2010 2:01 pm

Rodriguez había saltado sobre los Gantzers quienes aún se defendían de los ataques de los Húsares que quedaban con vida. Con la espada en dirección a la cabeza de Samir arremetió para cobrar una víctima. De improvisto, otra espada apareció bloqueando el ataque. Acto seguido, los caballos de los Húsares caían con sus patas cortadas. Eli no perdió la oportunidad y fijando varios objetivos, eliminó a los Húsares que quedaban.Frente a frente estaban Manuel y aquel Gantzer misterioso, su blanca silueta, su castaña melena y una pasividad asombrosa eran el reflejo de un Gantzer que Samir ya conocía. Era aquel Gantzer de la espada en la misión de los reptilianos, Andy era su nombre.

Mirando fijamente al héroe Chileno, Andy avanzó hasta dejar fuera de la espada de Rodriguez a Samir y Williams, quienes fueron a apoyarse a un costado de la Moneda para curar sus heridas.


Rodriguez bajó de su caballo, lo golpeó y lo mandó a correr. La espada de Rodriguez resplandecía en aquella noche, en contraste a la opaca arma del Gantzer. Andy dio un paso y Rodriguez atacó. Con una rapidez envidiable, Rodriguez intentó cortar la cabeza del Gantzer, pero este le detuvo con la katana en alto, luego el muchacho, bajó el arma de Manuel con su katana y lanzó un corte en diagonal hacia el pecho del héroe. Rodriguez lo detuvo golpeando la katana con su espada y dando una patada en el pecho al Gantzer. Andy comenzó a brincar en su lugar, parecía que el combate lo entusiasmaba. Por su parte Rodriguez, apuntaba con su espada a la cabeza del Gantzer. Esta vez, fue Rodriguez quien arremetió con un corte horizontal, el cual el Gantzer saltó y respondió con un corte vertical. Rodriguez bloqueó con su espada en alto y golpeó con su puño el pecho del Gantzer, pero esta vez, el golpe no tuvo otro efecto que la sonrisa en la cara de Andy. Soltando la katana, dejándola caer un momento y luego tomándola nuevamente del mango, Andy cortó el brazo del héroe sin ninguna complicación.

Rodriguez retrocedió inmediatamente, de su cuerpo se desprendía aquel líquido tan preciado, enfurecido por tal osadía, el Húsar fue nuevamente a la carga. Con más odio que técnica, Rodriguez lanzaba los cortes con su espada, pero el armonioso vaivén de Andy, esquivaba todo esos ataques. Así pasaron tediosos minutos de lucha, en donde el Gantzer recibía las embestidas del héroe. La sonrisa en la cara de Andy ya no era tal, se había aburrido de tal pelea, así que en uno de los ataques de Rodriguez, dio un paso atrás, esquivó milimétricamente con su cuerpo un ataque y cortó por la mitad la cabeza de Manuel.

Rodriguez cayó al suelo y tras de él caminaba el Gantzer en dirección a la estatua de Carrera. Sin embargo, el cuerpo casi decapitado del héroe aún seguía con vida. Tras unos espasmos, su aspecto comenzó a cambiar, la carne de su cuerpo se comenzó a endurecer. Andy giró su mirada y vio como el héroe se transformaba de un humano corriente a una especie de criatura huesuda.

De las manos de Rodriguez se extendían una especie de huesos afilados. Las hombreras del mártir eran atravesadas por espinas de sus hombros. La carne de su cara se había caído dejando sólo su calavera expuesta. De la espalda del prócer caían una especie de huesos huecos. Andy lo miró y volvió a sonreír.


Luego del ataque de Pablo contra el calvo, el tipo de la azotea dijo: Cuando termine el cigarrillo estarán muertos.

Entrando en una especia de pánico, Bruno comenzó a disparar en contra del calvo, que aún estaba entre los restos del tanque. El poder destructivo de la Hgun sólo empeoraba el escenario en el que había quedado la calle. Luego de parar su ataque, Bruno fue a observar si aún aquel ser tenía vida. Cuando se aceraba cerca del cañón del tanque, una mano lo tomó del cuello. Bruno trató de reaccionar apuntando hacia el sujeto, pero este tomó el brazo de Bruno y lo quebró. Luego, con la mano que sujetaba su cuello, presionó los botones del traje y Bruno ya no tenía el poder de la vestimenta. Lanzándolo hacia un costado, el calvo ya se había desecho de uno de ellos.Pablo entendió que él sería la siguiente víctima de aquel endemoniado ser y activando su radar, desapareció en dirección a la plaza Bulnes. No pasaron ni 3 segundos cuando Guzman ya había alcanzado al invisible Pablo y con un golpe en el estómago lo había vuelto ala visibilidad. Pablo tomó su katana y tosiendo sangre, se preparaba para el ataque del enemigo.

Matias recién se reponía del ataque anterior y miraba la escena, pero estaba indeciso si ir en la ayuda de Pablo o huir del lugar. El miedo carcomía sus pensamientos y antes de tomar una decisión, el cigarrillo del tipo de la azotea se había acabado.

Fue una especie de rayo que cayó del cielo y que partió por la mitad la figura del Gantzer. Con un alargado sable, el cuerpo de Matias había sido partido sin demora. Las mitades del cuerpo cayeron hacia los costado dejando ver al enemigo por primera vez.






Con los lentes oscuros y un cuerpo delgado, aquel ser que acabó con la vida de Matias se dirigía hacia Pablo.

El Gantzer estaba rodeado, por delante tenía al calvo con una velocidad increíble y por detrás a un enemigo que eliminó de un solo golpe a un veterano como Matias. Pablo trataba de activar su radar, pero este ya no funcionaba, cunado alzó su mirada para ver al calvo, este ya estaba al frente suyo sonriendo maliciosamente.

Cuando Guzmán se disponía a atacar, Pablo escuchó una voz que decía "salta weón, salta" . Como un acto reflejo, Pablo saltó y vio como una especie de movimiento subterráneo se dirigía hacia donde estaba él. El piso se agrietaba y se quebraba con facilidad. El calvo esquivó el ataque con su super velocidad, pero el daño tenía otra dirección.

Apoyando su sable en el piso, aún goteando sangre del cuerpo de Matias, González Videla detenía aquel ataque telúrico.

Pablo miró de donde provenía el ataque y vio la figura de un Gantzer portando un mazo. El Gantzer tomó el mazo, se lo puso al hombro y corrió hacia donde iba a caer Pablo.Cubriendo el aterrizaje de Pablo, el nuevo Gantzer hacía su aparición.



¿Te la puedes con el pelao? le preguntó el tipo del mazo a Pablo.
No sé, respondió entre dudas el Gantzer
Entonces ándate de aquí ql, los wns que no se atreven no sirven, respondió molesto el Gantzer del mazo mientras iba a atacar. Pablo comenzó a retroceder mientras veía como aquel tipo se lanzaba contra esos dos demonios.


En la plaza Bulnes, los trajes de Simón, Yamila y Rodrigo habían soportado los ataques de Carrera, pero algo pasaba con ellos. Parecían estar al punto de su desgaste. Preocupados por aquella situación, los Gantzer decidieron separarse. Yamila corrió hacia la Alameda, mientras que Rodrigo y Simón lo hicieron hacia los costados de la plaza. Alzando sus manos y juntándolas en un aplauso, la estatua de Carrera creó unas olas de tierra que trajeron de vuelta hacia el centro a Rodrigo y Simón, Yamila había logrado escapar al ataque.

Frente a los pies de la estatua estaban, nuevamente, los Gantzers, a merced de la bestia de metal. Tratando de recuperarse del daño, vieron como la mano de carrera les caía sobre ellos. Al unísono, alzaron sus brazos y pararon la embestida de la bestia, pero sus trajes comenzaron a perder fuerza. El ataque anterior había sido muy devastador y a los trajes no les quedaba potencia. Justo cuando el líquido comenzaba a salir del traje de Rodrigo, un alarido de la bestia detenía el ataque de la estatua.

Los Gantzers pudieron escapar del lugar y vieron como la espalda de Carrera ardía en llamas. Tra de él, se podía divisar la figura de dos sujetos. Uno era alto, de grueso cuerpo y cabeza hinchada. Usaba el pelo corto. El otro medía como 1.75 cm y era delgado con flequillos sobre sus ojos. Ambos tenían en sus manos las hachas de la habitación.

Rodrigo había perdido el poder de su traje y Simón estaba a punto de perderlo. Yamila se acercó a los Gantzers para preguntarle sobre los nuevos hombres que aparecieron.


¿Quiénes son? preguntó la chica
Ni idea, respondió Rodrigo, lo que si sé es que nos han salvado de una muerte segura.


Los nuevos Gantzers tomaron sus hachas y se abalanzaron sobre la estatua. Carrera elevó sus manos e hizo temblar a la tierra. El Gantzer más alto saltó sobre la cabeza de Carrera y el otro siguió corriendo a pesar del movimiento intenso del lugar. La estatua envió una especie de arociris de piedra sobre el Gantzer que había saltado, pero éste utilizó el hacha para abrirse camino hacia Carrera. Si nada que detuviese su ataque, el Gantzer cortó uno de los brazos del metálico enemigo. La parte amputada comenzó a quemarse al igual que el hombro de la estatua. Ahora el fuego no sólo estaba en su espalda, sino que en su hombro derecho. Sin embargo, no era lo único que había pasado.

Sin darse cuenta y casi al mismo tiempo, el Gantzer del flequillo, había cortado una de las piernas del José Miguel, la cual también se estaba quemando.

Aquel era un fuego que no podía ser apagado, consumía todo lo que tocaba hasta reducirlo a cenizas y así fue como la estatua de Carrera comenzó a derretirse poco a poco. El metal de su cuerpo se iba cayendo como un río de lava, su cuerpo cada vez se achicaba más. Ahora sólo era una masa de metal fundido. Los Gantzers con las hachas no estaban tranquilos, seguían en pie de guerra mirando a la estatua derretirse. Simón se acercó a preguntarles sus identidades cuando notó que desde la fundición de la estatua, emergía una nueva figura. Era como un soldado de hierro, pero un hierro reluciente, no era algo más que eso, era una especie de metal indestructible.



Aquella nueva figura de Carrera se dirigió ante los nuevos Gantzers, los cuales no dudaron en atacarle, sin embargo, cuando sus hachas impactaron ambos costados del cuello de Carrera, ni el fuego ni la potencia del arma provocó daño alguno, pero si una reacción del enemigo. Carrera abrió sus palmas apuntando hacia los Gantzers y lanzó una especie de estacas metálicas. El Gantzers más alto no pudo esquivarlas y fue atravesado por 4 de esas estacas. Una perforó su brazo izquierdo, otra se incrustó en su hombro derecho, otra perforó su estómago y la última había quebrado su fémur izquierdo. El otro Gantzer corrió con mejor suerte, al ser más delgado, puso al hacha como poste y tras de ella pudo esquivar los proyectiles, pero de todas formas, fue atravesado por 2 impactos. Una en su pie derecho y otra en el muslo de la misma pierna.

Carrera ya había dejado fuera de combate a los nuevos Gantzers, pero desde el sur de la plaza Bulnes caminaba una imponente figura hacia el encuentro de Carrera.

Su aspecto era así.






Cuando llegó frente a Carrera, ambos tenían casi la misma estatura, pero el tipo del traje se veía más imponente.





Atte
Klm


Klm
Mod Lider Gantzer
Mod Lider Gantzer

Masculino Mensajes : 373
★PUNTOS GANTZ : 584
Fecha de inscripción : 05/09/2010
Edad : 31
Localización : Klmelandia

CONDICIÓN
VIDA:
100/100  (100/100)
PE/HE:
100/100  (100/100)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.